Para dar testimonio del Evangelio de la Gracia de Dios..

Sofocando la Ira, aprendiendo a apaciguar nuestros enojos.

Sofocando la Ira, aprendiendo a apaciguar nuestros enojos.

Lo que nuestra generación tiene por sublime, delante de Dios es una abominación. El espíritu iracundo realmente no es una fortaleza, es una gran debilidad. En cambio, el que ejerce dominio propio es visto por Dios como alguien maduro y completo.

El Compromiso con la Verdad (Parte 2)

El Compromiso con la Verdad (Parte 2)

Cuando compartimos el evangelio con los no creyentes acerca de Dios, generalmente la primera discusión se genera acerca de su existencia. En ese momento rogamos al Señor que nos otorgue la mansedumbre y amor para refutar montones de ideas torcidas acerca de Dios (1Pe 3:15), la capacidad de poder escuchar, opinar y argumentar sobre lo […]

El Evangelio es nuestro Señor Jesucristo (Jerry Cross)

El Evangelio es nuestro Señor Jesucristo (Jerry Cross)

La Gracia de Dios tiene que ver con una vida Dios-céntrica, en vez de hombre-céntrica. Por naturaleza somos hombre-céntricos. En un momento pensamos en la gloria de Dios, en Su Majestad, de Quién es Él y de pronto pensamos: ¿Quién soy yo? ¿Cuáles son mis planes? ¿Qué responsabilidades tengo? Y estamos enfocados en nosotros mismos.

La fe en el Dios Trino (Martín Lutero)

La fe en el Dios Trino (Martín Lutero)

Martín Lutero escribió cientos de sermones, 2082 para ser exactos. El presente sermón referente a la Trinidad dado por este gran reformador en 1531, demuestra la importancia que tenía para él. Para Lutero la doctrina de la Trinidad es la base del cristianismo. Le invitamos a leer a este gran reformador.

“Pues los cristianos creemos que hay un solo Dios, y esté único Dios es Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. “Martín Lutero”

La oración secreta (Albert. N. Martin)

La oración secreta (Albert. N. Martin)

Todo lo que un curso universitario puede hacer por un alumno es rudimentario y externo, comparado con el culto espiritual y delicado obtenido a través de la comunión con Dios. Mientras el ministro no formado está girando en la rueda de la preparación, la oración es el instrumento del gran alfarero por medio de la cual El moldea la vasija. Todas nuestras bibliotecas y cuartos de estudio son vacíos, en comparación v el aposento secreto. Es allí donde crecemos donde nos hacemos fuertes y donde prevalecemos, en la oración secreta.

El compromiso con la Verdad en el siglo XXI (Parte 1)

El compromiso con la Verdad en el siglo XXI  (Parte 1)

Luego de que la Corte Suprema, legalizara el vínculo matrimonial de parejas del mismo sexo en todos los Estados Unidos, he podido durante estos días compartir con distintas personas una perspectiva bíblica al asunto. No solo yo, sino muchos de nosotros, que somos comunicadores de la verdad escritural. Hemos sido bombardeados con preguntas que buscan […]

Los Verdaderos Discípulos de Cristo (A. W. Tozer)

Los Verdaderos Discípulos de Cristo (A. W. Tozer)

¿Es usted un verdadero discípulo de Cristo o es cualquier otra clase de discípulo? A los que habían creído en Él, les dijo:

Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres (Jn. 8:31, 32).

Podemos aprender bastante de lo que no se dice o se escribe. Por ejemplo, si digo “arriba”, se supone que debe haber un “abajo”. Si digo “largo”, implica que hay también un “corto”, o no tendría que haber dicho “largo”. Si digo “bueno”, se supone que hay un “malo”, de lo contrario no habría con lo que comparar “bueno”. De modo que cuando Jesús habló de verdaderos discípulos, debía haber otras clases también.

¿Por qué oramos? 3 motivos esenciales

¿Por qué oramos? 3 motivos esenciales

¿Qué te mueve a orar? ¿Qué es lo que te impulsa a orar? Te has preguntado alguna vez, ¿por qué oramos? Si Dios conoce todas las cosas, sabe de nuestras necesidades, siempre hace lo que en su entera soberanía determina hacer, nuestros pensamientos no son sus pensamientos, nuestros proyectos muchas veces no son los que él tiene preparados para nosotros y quizás muchas de las cosas que pedimos no están dentro de su perfecta voluntad. Ante este escenario, es bueno el preguntarnos ¿Por qué oramos?

Para que nuestra vida espiritual esté fundamentada sobre un cimiento sólido, es necesario tener un convencimiento pleno acerca del porqué hacemos las cosas. Orar, ayunar, ir al templo, predicar, leer la biblia, si no tenemos claro por qué lo hacemos, lo más probable es que estemos viviendo una religión en vez de una vida espiritual fundamentada en Cristo

Identifica y sustituye tus ídolos

Identifica y sustituye tus ídolos

El verdadero dios de nuestro corazón es el punto al que se dirigen nuestros pensamientos, sin esfuerzo por nuestra parte, cuando no hay nada más que exija prestar atención. ¿En qué le gusta soñar despierto? ¿Qué ocupa su mente cuando no tiene nada más en que pensar? ¿Sueña con ascensos profesionales? ¿En bienes materiales como la casa de sus sueños? ¿En la relación con una persona concreta? Uno o dos sueños de este tipo no son indicativos de la idolatría. Pregúntese, más bien, en qué piensa habitualmente para obtener el gozo y el confort en la privacidad de su corazón.

Martín Lutero, el Gran Reformador (1483-1546) Tercera Parte

Martín Lutero, el Gran Reformador (1483-1546) Tercera Parte

En el mes de octubre de 1517, Lutero fijó a la puerta de la iglesia del Castillo de Wittenberg sus 95 tesis, cuyo tenor era que Cristo requiere el arrepentimiento y la tristeza por el pecado cometido, y no la penitencia.

Lutero fijó sus tesis o proposiciones para un debate público, en la puerta de la iglesia, como era costumbre en ese tiempo. Pero esas tesis, escritas en latín, fueron enseguida traducidas al alemán, al holandés y al español. Antes de transcurrido un mes, para sorpresa de Lutero, sus tesis ya habían llegado a Italia y estaban haciendo temblar los cimientos del viejo edificio de Roma. Fue como consecuencia de ese acto de fijar las 95 tesis en la puerta de la iglesia de Wittenberg que nació la Reforma, es decir, que fue eso lon que dio origen al gran movimiento de almas que e todo el mundo ansiaban volver a la fuente pura, a la Palabra de Dios.

Página de Facebook

comentarios

  • Cargando...